domingo, 7 de agosto de 2011

ESTRELLITA DE PALMA comenzó su carrera siendo muy joven a mediados de los años 40, en un espectáculo musical celebrado en los Jardines Bagdad, en que también actuaban Teresita Abad y Margarita Sánchez. Odeón se fijo en ella y le grabaron un disco de prueba que contenía ¿Qué bonito es el querer!, del maestro Marino. En la otra cara de la pizarra se podía escuchar un tema interpretado por Las Hermanas Russell. Fue todo un éxito, y siguió grabando con EMI-Odeon hasta bien entrados los años 60s.
En 1952 formó parte un gran espectáculo de la Compañía Bonavía-Mestres, Este año estoy de moda, junto a artistas como Pepe de los Ríos, Mª de los Angeles del Castillo, Miguel Heredia… Aquí interpretaba el pasodoble Manolo de mis amores, que la lanzó definitivamente al éxito.En 1954 participo en el Teatro Victoria en un espectáculo en homenaje a Eugenio Roca, junto a figuras de la talla de Amalia Molina o Lolita Benavente.Normalmente Estrellita era acompañada en sus actuaciones por el grupo Los Gitanos, que poco después cambiarían su nombre por otro que les hizo famosos, Trío Guadalajara.Como era habitual en los años 40 y 50, entre sus grabaciones encontramos temas como Será una rosa, o Campanera, que originalmente no fueron escritos para ella. Será una rosa, fue escrito por Francisco de Val para Gracia Montes, que lo hizo su primer éxito en 1954. En cuanto a Campanera, tema de Genaro Monreal, fue escrito para Ana María, pero en su momento pasó sin pena ni gloria. Estrellita lo grabó con tal éxito que rápidamente montó un nuevo espectáculo con el nombre de la canción, y fue una de las canciones más radiadas de aquel año.Se retiró a su Palma de Mallorca natal, donde abrió un local musical, donde hasta no hace mucho todavía actuaba de tanto en tanto.

lunes, 7 de febrero de 2011

EL PROFESOR DE MI MUJER (El amor solfeando), 1930. La primera película hablada de Imperio Argentina.

video
La cuarta película que protagonizó Imperio, fue su primer filme hablado y cantado. Una comedia de enredo de corte francés, que inserta números musicales de cabaret, muy a la moda del cine europeo de aquellos años. Se estrenó el 13-X-1930 en el teatro Tivoli de Barc ...elona con el título de "El amor solfeando". Con ese mismo título se estrenó días después de Bilbao. Pero cuando se estrenó en el Real Cinema de Madrid, el 31 de octubre, ya había cambiado el título por el de "El profesor de mi mujer", que es el que mantuvo desde entonces.
En este filme tuvo la oportunidad de trabajar con la gran actriz Julia Lajos y con el rey del cuplé Alady.
Dirigida por Armand Guerra
Producida por Renacimiento Films – CINAES (España), Etablissements Braunberger - Richebé (Francia)
• Argumento: de Jacques Bousquet y Henri Falk Basado en la comedia "L'Amour chante"

• Guión: Carl Boesse,Robert Florey
• Directores de Fotografía: Otto Kanturek,Edouard Hoesch
• Productor: Pierre Braunberger, Supervisor: Xavier Güell, Decorados: Julius von Borsody, Sonido: Fritz Seidel
• Formato: 35 MILIMETROS. Blanco y negro. Normal.
• Duración: 80
• Lugares_de_rodaje: Estudios de la UFA en Alemania.
• Otros títulos: Profesor de mi mujer, El,Amour chante, L' (versión francesa),Komm zu mir zum rendez-vous? (versión alemana)
Solo se conservan unos mínutos de ésta película en la Filmoteca Nacional.

lunes, 24 de enero de 2011

YO NO SOY FOLKLORICA

Cuantas veces hemos escuchado a una u otra, decir está famosa frase. A Carmen Sevilla, por ejemplo, yo se la he escuchado en muchas ocasiones, como si fuera algo de lo que tuvieran que defenderse.
Desde el comienzo de la Canción Española y de sus pioneras, algunas grandes artistas han cantado y grabado coplas. Algunas muchas coplas. LA FORNARINA, fue una célebre cupletista que también tocó el género. No en balde su novio era el famoso compositor Juan José Cadenas, que entre otras le compuso el famoso ''Clavelitos''.
Que decir de RAQUEL MELLER, una de las más grandes de los años 20 y 30. Comenzó su carrera cuando la copla, tal y como la conocemos no existía. Con todo, Raquel cantó pasodobles, zambras y otros muchos estilos de la Canción Española.
CÁNDIDA SUAREZ fue una gran interprete. Lo mismo cantaba cuplé, que canción melódica; incluso actuaba en el género lírico. Ella, como la mayoría de las grandes cantantes de su época, no se las pueden decir que sean folklóricas, pero canción andaluza y coplas las cantaron casi todas.
LUISITA ESTESO, fue de las cantantes cómicas más geniales de su época. También, dada su gran popularidad en los años 30, hizo algunas películas. Por ejemplo la Esteso fue la primera artista en grabar temas del maestro Quiroga, cuando este, al poco de llegar a Madrid, era practicamente un desconocido.
Que decir de CELIA GÁMEZ, llegó a Madrid como tanguista, cuando el tango causaba furor en toda España, y en poco tiempo se convirtió en la reina de la revista. Género en que abundaban los pasodobles y pasacalles. Siendo famosas muchas de sus interpretaciones de copla.
RAQUEL RODRIGO fue durante la II República una de las actrices más cotizadas del cine español. Estuvo en Sudamérica, y particularmente en Venezuela durante muchos años. A su vuelta, fue requerida para pocos papeles en el cine, aunque si protagonizó varias revistas en el Eslava de Madrid. Rapsoda, cantante melódica, de jazz, y gran amante de la copla, que siempre llevaba en su repertorio, habiendo grabado varios discos dedicados a ella. Por ejemplo su soberbio Jueves Santo madrileño.
                      
Que vamos a decir a estas alturas del partido que no se haya dicho o se sepa de SARA MONTIEL o CARMEN SEVILLA. Carmen, sevillana por los cuatro costados, hija de uno de los letristas más famosos de la Copla, García Padilla 'Kola', mamó el género, y conoció a todas y a todos. Comenzó con Estrellita Castro, y sus primeras películas fueron de corte andaluz y cantaba Canción Española, incluso algunas de finales de los años 60, como Camino del Rocío.
Doña Sara de la Mancha, también ha cantado de todo, desde rumba cubana a aria de ópera. Nunca se arredró por nada. Pero sin duda lo que más recordamos todos de ella son sus interpretaciones de cuplés, por no hablar de películas como Carmen la de Triana, en donde la copla no deja de sonar en su voz. Incluso en otros filmes en donde no venía muy a cuento, siempre ha cantado coplas como Te lo juro yo, La bien pagá y muchas otras.
Y en hornadas sucesivas tenemos a MARISOL. Malagueña de pura cepa. Es lógico que el flamenco y la copla lo lleve en la sangre, como lo demuestran sus cantes y bailes por copla y flamenco en muchas de sus películas y actuaciones en directo.
ROCÍO DURCAL es un caso atípico. Madrileña de Cuatro Caminos, desde sus comienzos también comenzó a darle poco a poco a la Copla. Para terminar cantando saeta, tarantas y verdiales. Particularmente me gusta mucho su versión del famoso Mi amigo del maestro Solano.
Y que me dicen de LOLITA. Todos sabemos que ha triunfado en el pop y la balada, pero sin duda también ha tenido grandes éxitos con temas de corte más o menos rumbero. Siempre ha tenido un cierto dejé aflamencado, claro que con esos padres, la cosa no era para menos. Por no mencionar el gran disco de homenaje a Lola Flores, en donde interpreta los grandes temas de su madre.
La lista sería interminable. Han sido y son muchos los artistas que no siendo estrictamente cantantes de Canción Española, han interpretado el estilo, algunos con gran maestría (Paloma San Basilio, Joan Manuel Serrat...) Y es que nuestra Copla es mucho, y aunque lo nieguen, les gusta a muchos más de los que lo confiesan. Una auténtica tontería, pero así es.
Algún día hablaremos del caso contrario, estupendos interpretes de Copla, que en un momento dado se pasan al pop (caso Pasión Vega o Diana Navarro), probablemente por aquello de en estos días les da más dinero y más fans.

miércoles, 19 de enero de 2011

Clausura de la exposición ''Arte y provocación'' de Miguel de Molina.


El día de la clausura de la exposición de Miguel de Molina en Málaga, hubo una visita guiada a la misma por Alejandro, el sobrino nieto de Miguel de Molina. Asistieron muchas personas, entre ellas Alicia Fernández, que cantó para disfrute de los presentes ''Ojos verdes''.
Que suerte que estamos en siglo XXI y también nosotros podemos disfrutarlo, lástima que la luz no dejará ver bien a Alicia.

sábado, 15 de enero de 2011

Belleza + Elegancia + Interpretación = MIKAELA

Nacida en la calle Castilla del sevillano barrio de Triana -donde también nació otra grande, Gracia de Triana-, como Micaela Rodríguez Cuesta, siendo aun una niña comenzó su formación como bailarina y cantante en las escuelas de Eloísa Albéniz y Adelita Domingo. Debutó en la compañía de El Príncipe Gitano, con el nombre de Rocío del Carmen, con quién recorrió toda Andalucía con gran éxito. Se presentó en Madrid, en el programa radiofónico Cabalgata Fin de Semana, donde arrasó durante más treinta semanas. Fue en este programa donde Bobby Deglané la bautizara con el nombre artístico de Mikaela.
Su segundo gran triunfo le vino con la comedia Pleito del Último Cuplé, en el Teatro Goya de Madrid. Fue contratada por seis semanas para actuar en el teatro Afro de México, al final las actuaciones tuvieron que prorrogarse hasta alcanzar las treinta y cuatros semanas. Allí fue contratada para interpretar su primera película en 1959, La vida de Agustín Lara, de Alejandro Galindo. También, durante su estancia en México grabaría su primer disco en 1959 con la Orquesta Montilla, dirigida por Manuel García Matos.
De vuelta en España firmó contrato con Discos Zafiro, con quienes grabó el grueso de su obra durante los años 60, obteniendo grandes éxitos con temas como Córdoba tuvo un torero, Tengo miedo torero, Río Manzanares, o el popular La luna y el toro, que luego han seguido grabando y cantando tantos artistas.
Merece especial atención su álbum de 1966 Mikaela interpreta García Lorca, con arreglos y dirección del maestro Rafael Ibarbia. Habia que tener valor, coraje y arte, para grabar este magnifico álbum. Los 60 fueron años de una gran represión y censura en España, y García Lorca no estaba precisamente entre los favoritos del régimen. Pero Mikaela realizó uno de los más hermosos trabajos de su carrera.
Tampoco podemos olvidarnos de su excelente álbum Mikaela canta poesía de Rafael Alberti, grabado en 1970 con Belter. Para su realización Mikaela se desplazó a la casa del poeta en Roma, para convencerle de que le permitiera realizar dicha grabación. El álbum se grabó con el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica de Madrid, dirigida por Antón García Abril, que también se encargó de musicar los poemas, y fue supervisado por el propio Alberti.
Compaginaba sus actuaciones, con la filmación de películas y sus periódicas actuaciones en televisión. Siguió trabajando hasta finales de los años 80, en que le fue detectada una leucemia. Sometida a un trasplante de médula ósea, siguió luchando hasta la mañana del Viernes Santo de 1991, en que falleció en su casa de Pacifico en Madrid.
A lo largo de su carrera recibió numerosos premios, entre los que destacan: Placa de Oro de Radio España por La luna y el toro; Premio al Artista más Popular del Año, del diario Pueblo; Medalla de la Popularidad de la TV de Nueva York; Hija Adoptiva de Puerto Rico, Medalla de Oro del Monte Sión, de Israel…

Señora de gran personalidad y belleza, alta y valiente, buena actriz y poseedora de una personal y potente voz, tenía solo cincuenta y cinco años de edad cuando nos dejó, y todo el mundo por delante, y como siempre ocurre en este, nuestro país, su recuerdo solo se mantiene entre un grupo de personas que la admiramos, que afortunadamente va creciendo día a día.
Nos queda su gran legado de discos, películas y actuaciones en televisión, sobre todo su recital en la serie Cantares, emitido por TVE el 24 de noviembre de 1978.
Filmografía:
Fin de semana con la muerte (1966) De Julio Coll. Título original: Comando de asesinos. Co-producción: España, Portugal Alemania.
Gringo (1963) Duello nel Texas. De Ricardo Blasco. Co-producción España, Italia.
La llamada de la muerte (1960) De Antonio Orellana. Mexico.
La Reina del Tabarín (1960) La belle du Tabarin. De Jesus Franco. Co-producción: España, Francia.
La rosa Roja (1960) De Carlos Serrano de Osma. España.
La vida de Agustín Lara (1959) De Alejandro Galindo
Les aventures galantes de Zorro (1972) De Gilbert Roussel (Como Mikaela Wood). Francia.
Las Tres espadas del Zorro (1963) Le tre spade di Zorro. De Ricardo Blasco. Co-producción España, Italia.
Mademoiselle de Maupin (1966) Madamigella di Maupin. De Mauro Bolognini. Co-producción Italia, Francia, España, Yugoslavia
Paris-Estambul sin regreso (1965) Agente 077 dall'oriente con furore. De Sergio Grieco. Co-producción: Italia, Francia, España.
Soluna (1969) De Marcos Madanes. Guión de Miguel Angel Asturias. Argentina.
Vampiresas 1930 (1962) De Jesús Franco. Co-producción: España, Francia.
Zorongo (Recordando a García Lorca) (1969) Cortometraje, Historia y Guión de Eugenio Peña. España.
UNA PETICIÓN: con el cambio en Cine de Barrio, haber si tenemos suerte y nos ponen películas de ella, que ya empiezan a oler tantas de Martínez Soria y Manolo Escobar, con todo mi respeto y admiración hacia ambos.

viernes, 14 de enero de 2011

LA COPLA EN EL CINE, 1

Desde el principio el cine se nutrió de las grandes figuras del espectáculo. Así utilizaría a muchas de las grandes pioneras de la copla para protagonizar filmes y atraer al público.
Ya en los años 10 y 20 del pasado siglo, comenzaron a hacer películas Pastora Imperio, Raquel Meller y La Argentinita, aunque durante esos años protagonizaban películas mudas. Raquel y La Argentinita llegarían a rodar una película hablada y cantada cada una. Pastora tuvo una gran carrera en el cine hasta los años 50.
La música en una película es esencial para resaltar momentos de tristeza, alegría, tensión... Da igual el género, drama, comedia, horror; en cualquier filme se usan ingeniosamente las músicas para engrandecerlas. En la comedia musical la música juega un papel fundamental para enlazar escenas, unir historias, y normalmente se sirve de canciones para hacerlo, o dar un enfoque diferente a la película.

La primera artista de la copla en protagonizar una película cantando fue Conchita Piquer en 1929, en La bodega. En principio un filme mudo, rodado en París por Benito Perojo. Pero, entre lo contentos que quedaron con la filmación y la llegada del sonoro, tuvieron la brillante idea de rodar varias escenas más para añadir al filme, escenas en las que la Piquer cantaba varias canciones. Conchita Piquer rodaría después otras cuatro películas, entre ellas Yo canto para ti, filme de 1935 desaparecido. Es curioso que un personaje tan notorio como ella no hiciera más películas. Hay quién dice que en cámara daba fría y parecía mucho mayor de la edad que tenía. A mi me encanta tanto en La bodega, como en Filigrana, o Me casé con una estrella, su última aparición en cine en 1952.Probablemente la primera figura que protagonizó una película hablada y cantada fuera la gran Imperio Argentina, que en 1930 rodó en París Cinepolis. Anteriormente ya había protagonizado 4 películas mudas entre 1927 y 1929.


Hasta 1936, Imperio rodó 12 películas y 3 cortometrajes, convirtiendose en la actriz más taquillera del cine español de los añós 30. Fue la primera es producir sus películas, junto a su entonces marido Florían Rey, Y la primera en conseguir que el cine español se exportarse en condiciones y con éxito. Algunas de sus más famosas películas de esos años fueron Su noche de bodas (1931); ese mismo año también rodaría un cortometraje con Maurice Chevalier, El cliente seductor, Melodía de arrabal (1933), junto a Carlos Gardel, con quién también rodaría el mismo año el cortometraje La casa seria; La Hermana San Sulpicio (1934) -en 1927 ya había protagonizado la versión muda del filme-; Nobleza baturra (1935), y Morena Clara (1936). En 1938 rodaría dos películas en Berlín, la magnifica Carmen la de Triana, con algunas escenas rodadas en la Maestranza de Sevilla, y la 'extraña' La canción de Aixa. Esta última se resintió de las tensiones de la separación de Imperio y su marido y director Florían Rey, ocurridas durante el rodaje, pese a que muchos de los exteriores se rodaron en el entonces protectorado español de Marruecos. Su última aparición en el cine sería en El polizón de Ulises, en 1987, junto a Aurora Bautista y Ana Mariscal.
Las primeras artistas de la copla que trabajaron en el cine español, hablando, cantando y bailando fueron Antoñita Colomé, Lola Cabello y Raquel Rodrigo. Esta última fue la que protagonizo el histórico primer filme hablado y cantado rodado en España en 1932, Carceleras. Si bien Raquel cantaba 'todos los palos', no solo copla.
La sin par y salerosa Antoñita Colomé comenzó en el cine en 1931, en el filme Las luces de Buenos Aires, a la que seguirían grandes éxitos comerciales como Merceditas (1932), El hombre que se reía del amor (1932), Crisis mundial (1933), El negro que tenía el alma blanca (1934), El malvado Carabel (1935), El bailarín y el trabajador (1936). Hasta la llegada de la guerra civil en 1936 rodaría un total de catorce películas. El último filme en que apareció fue Pasodoble, en 1988.
Pero si alguien llegó casi a desbancar en popularidad a Imperio Argentina en el cine, esa fue la genial Estrellita Castro, que después de triunfar con sus discos y espectáculos, llevandose de calle a todo el público, con su gracia, ingenio, simpatía, y por supuesto su voz, también fue requerida por el cine para rodar su primera película en 1935, Rosario la Cortijera, junto al Niño de Utrera. Al llegar la guerra Estrellita estaba actuando en Valencia, y fue rescatada por Benito Perojo, quién se la llevo con su madre -La Sebastiana- y su hermano Pepe a Alemania. Allí la metio en el primer filme que rodó, El Barbero de Sevilla, a hacer un papelito como gitana, cantando El pregón de las flores. Dicen que Goebbels, gran amante del cine, revisaba casi diariamente las tomas, se enamoró locamente de ella, y pidió que el papel de Estrellita fuera alargado. Para gran disgusto de Raquel Rodrigo, que en principio iba de protagonista absoluta. Incluso en los pasquines iniciales de la publicidad de la película, solo aparecían como protagonistas, Raquel, Roberto Rey, Miguel Ligero y Pedro Barretto. Pero una vez estrenado el filme, programas y carteles fueron rehechos, poniendo a Estrellita y Miguel como protagonistas. No es cierto que La niña de tus ojos -estupendo filme de Fernando Trueba de 1998-, este basado en las peripecias sufridas por Imperio Argentina durante sus rodajes en Berlín, casi en su totalidad están basados en las de Estrellita en los mismos estudios. Tan solo las escenas del rodaje con los números musicales están basados en el rodaje de Carmen la de Triana.
Al año siguiente, Estrellita rodaría otras dos películas en Berlín, Mariquilla Terremoto, y la estupenda Suspiros de España. Su siguiente película sería Los hijos de noche, rodada en Italia. Su última aparición en el cine fue en 1972, en la disparata, subrrealista y genial Casa Flora, junto a una impagable Lola Flores. Las dos juntas interpretando el Tanguillo del teléfono, que las escribió Solano es algo que nadie debiera perderse. Pero esto una historia para más adelante.

jueves, 13 de enero de 2011

GRANDES OLVIDADAS DE LA COPLA, 1

Hay países de América, Europa o Asia, en donde sus artistas más emblemáticos siguen siendo recordados o reverenciados, aunque haga muchos años que fallecieron. Es el caso de Judy Garland, Carlos Gardel, Edith Piaf, Marlene Dietrich, Dalida, Fairouz y tantos otros.
Desgracidamente por aquí no sucede lo mismo. Tenemos multitud de artistas que se dejaron la piel en los estudios de grabación y en los escenarios para alegrarnos la vida y compartir su arte y cualidades con el público. Artistas que tuvieron años de gloria, que sonaban frecuentemente en la radio, que vendieron muchos discos, y tuvieron la suerte como en sus espectáculos se colgaba el anhelado cartelito de ''NO HAY BILLETES''.
Pero ya sabemos que en nuestro país, cualquier expresión artística nunca ha tenido una especial relevancia popular. Soy de los que piensan que uno de los graves problemas que tenemos es la falta de cultura a nivel general. Cuanto envidio a los franceses, sin ir más lejos, que reverencían a sus artistas. Aquí no cuidamos a nadie. Si alguien desaparece unas temporadas, lo normal es que caiga en un total olvido. No digamos si fallece, por muy popular que hubiera sido, al poco tiempo está ''bien muerto y enterrado''. A las pruebas me remito: Imperio Argentina, Conchita Piquer, Estrellita Castro, Gracia de Triana, Juanita Reina... Por no mencionar a figuras más cercanas en el tiempo como Mari Trini o Carlos Cano.
Tal es el caso de Ana María, Antoñita Colomé, Antoñita Romero, Carmela Montes, Carmen Florido, Conchita Martín, Conchita Martínez, Consuelo Heredia, Diana Márquez, Dorita la Algabeña, Finita Imperio, Gloria Romero, Julita Díaz, Lola Cabello, Lola Carmona, Luisita Calle, Mercedes Chacón, Pastora Quintero, Rocío Vega 'Niña de la Alfalfa', Rosamil, Rosarillo de Triana, o Tina de Jarque, por nombrar solo a algunas.
 Antoñita Colomé, gran estrella del cine de la República, con una esplendida carrera en su haber, y éxitos como El negro que tenía el alma blanca, Crisis mundial, El malvado Carabel, La danza del fuego, La señorita de Trevelez, El puente de los suspiros, Forja de almas, Tercio de quites o El crimen de Pepe Conde, trabajó por última vez ante las cámaras en 1988, en el filme Pasodoble de José Luis García. Artista menuda y de gran belleza, su salero sevillano -nació en la calle Pureza, del barrio de Triana-, la llevaron a ser uno de los ídolos de los años 30 y 40 del siglo XX, triunfando tanto en el cine, como en los escenarios, a la vez que sus discos se convertían en éxitos. A ella le escribió Quiroga Como si fuera verdad y Con un pañolito blanco, canciones que hizo populares y grabó varios años antes de que la Piquer las incluyera en su repertorio.
Hasta cumplir los 90 años vivía en su querida Triana, en Altozano, esquina al puente de Triana. Poco después, olvidada de casi todos, se vio obligada a vivir con una hija en Barcelona, donde falleció el 1 de agosto de 2005.
Como dijo Dominguez Arjona ''Antes de que Antonio Banderas descubriera América, en los años 30 fue contratada por la Paramount, y no le dieron la Medalla de Andalucía, como a Paz Vega, que ha hecho 12 películas, mientras que Antoñita Colomé rodó 30.'' Así suelen ser las cosas.

Carmela Montes fue una artista completa de gran éxito en los años 40 del pasado siglo. Dotada de una preciosa voz, tuvo éxitos resonantes con canciones como La niña del Baratillo, La Camelia, El tormento de los celos, Dios te lo pagará y Mocito salinero. Su rendida versión de La Rosa de Capuchinos, ponía al público en pie. Desde 1946 en que se presentó en Cuba, siguió cantando por América, con un éxito colosal, solo igualado por Imperio Argentina y la Piquer. A principios de los 50 se casó con un catedrático mexicano y abandonó la canción.
Dotada de una bien templada voz, llena de graves y matices, Carmen Florido se reveló como una de las nuevas promesas a mediados de los años 40 del pasado siglo. Formó compañía con el cantaor Mario Gabarrón, con quién se casó, y vivieron media vida paseando su arte por América. A su vuelta a España, Carmen siguió cantando y actuando, incluso siguió grabando hasta 1972, en que se editó su último disco conteniendo Lo nuestro no es así, Tengo miedo, No me preguntes amor y No me des guerra.
Conocida por su belleza y su arte, Conchita Martínez, después de triunfar en los escenarios y en los discos, protagonizó algunas películas, destacando en La morena de mi copla, filme basado en la vida Romero de Torres. Como tantas otras, realizó una extensa gira por Latino América, quedandose a vivir en México, donde se casó y tuvo un hijo, que creo que con el tiempo se convirtió en famoso cantante. Enmanuel.
El caso de Consuelo Heredia es diferente, nunca salió de España, y antes de la guerra civil ya era toda una figura, encabezando espectáculos en el Coliseum de Madrid. Pasará a la historia por haber la primera artista en grabar una de las más emblemáticas canciones de la Copla: Ojos verdes.
Dorita la Albabeña comenzó a cantar siendo una niña con los Hermanos Morillo, para pasar a formar parte de la compañía de Pepe Pinto y la Niña de la Puebla. En 1951 compartió cartel con Pepe Blanco y Carmen Morell, luego estaría con El Principe Gitano, Rafael Farina y muchos otros de los grandes. Mediados los años 50 protagonizó algunos espectáculos de altura, firmando contrato con Discos Columbia, grabando algunos de los mejores temas del maestro Fernández Carbó. Se retiró para formar una familia, aunque todavía canta de tanto en tanto en recitales benéficos y en el coro de su pueblo natal, la Algaba, en donde reside. Igualmente la inmensa Mercedes Chacón inmortalizó también algunas de las grandes canciones de Fernández Carbó. Y tuvo grandes éxitos también con canciones como Mi raza no perdona, que le compuso Quiroga ¡Qué injusta es la vida! Que olvidados están hoy los tres. También obtuvo un gran éxito con canciones que le compuso Quiroga, como Curro el de Lora o Mi raza no perdona.
La sevillana Rosarillo de Triana fue una artista polifacetica, de gran belleza, racial y agitanada, fue una consumada cancionista, a la vez que bailarina y excelsa recitadora. Su arte le venía de casta, sus padres fueron dos afamados artistas de las variedades principios del siglo XX, Rosita Falagán y Rafael ''El Sevillanito''. Tuvo mucho éxito con canciones como Como mi bautizo, Rosario la Cava, Bulerías del bigote, Mi sombrero, y Romería del Quintillo, aunque siempre sera recordada por su gran versión de Rocío.